VolverSimilitud de marcas

25.10.11
Similitud de marcas

En un reciente caso, la Dirección Nacional de la Propiedad Intelectual hizo lugar a la oposición presentada por THE POLO/LAUREN COMPANY L.P. (USA) contra el registro de la marca SANTA MARÍO POLO, en las Clases 3, 14, 18, 25 y 41, propiedad de POLOTEN TEXTIL S.A. en virtud de la similitud de la marca solicitada con las marcas POLO y POLO (et.) propiedad de la opositora.
 

La DNPI hizo lugar a la oposición para las clases 3, 14, 18 y 25 y concedió la marca para la Clase 41.
 

Los Asesores entendieron que entre la solicitada y las marcas propiedad de la opositora existen similitudes confusionistas que pueden llevar a error a los consumidores en cuánto al origen de los productos. En ese sentido destacaron que las marcas POLO y los elementos que hacen a esta actividad deportiva, como ser fustas, caballos, gorras de hockey, etc, han adquirido tal fuerza distintiva que basta que solo hayan sido utilizadas en un signo para que su uso en signos posteriores haga creer al público que ambos provienen de la misma empresa.
 

Respecto a la Clase 41, entendieron que de la prueba aportada no surgió la notoriedad de las marcas POLO para dicha clase, por lo que se consideró aplicable al caso el principio de especialidad.